dimecres, 26 d’octubre de 2011

LAS BODAS HOMOSEXUALES DEL EMPERADOR BASILIO I

El conocimiento del rito de la adelphopiesis (boda o hermanamiento entre personas del mismo sexo) nos ha llegado a la actualidad gracias al monje ortodoxo Pável Florenski, los casos documentados nos los ha aportado John Boswell, "Las bodas de la semejanza".

Boswell nos muestra una época, la Edad media, en la que las relaciones homosexuales no eran perseguidas, incluso en sus inicios eran aceptadas por los cristianos. Gracias a su trabajo de mas de diez años nos ha documentado alrededor de 150 casos, desde los santos Sergio y Baco hasta el rey Eduardo II y Piers Gavestón o el emperador de Bizancio Basilio I.

Estas relaciones entre parejas del mismo sexo eran compartidas, por razón de estado o hacienda, con matrimonios de conveniencia con el fin de dotar de herederos para sus reinos o posesiones.
En el Convento de Santa Catalina del Sinaí se encontraba una de las pruebas de la existencia del adephopoiesis que nos cita Boswell. En él se ve al futuro emperador Basilio I casándose con el joven Juan. Este caso tiene una importante novedad, la unión es santificada por un obispo. Sólo en caso de importantes dignatarios ocurría, lo normal era dos personas en sagrado pactando ante dios, unión que después era santificada por un clérigo.
Este grabado procede del Monasterio de Santa Catalina del Sinaí. En la actualidad se encuentra en la Biblioteca Nacional de Madrid. sIX.
Tras su cautiverio en Bulgaria, el joven Basilio regresó en la mas absoluta de las pobrezas. Pronto supo utilizar su relación con distintos hombres influyentes para ir escalando en su situación social. Uno de ellos era Nicolás de San Diomedes, con quien estableció un primer pacto (adelphopiesis) según Boswell:
"Por la mañana se fueron junto a los baños y tras cambiarse de ropa entraron en la iglesia para establecer una unión formal entre ambos.."
Después vino Teófilo que vio en el "un aspecto masculino y fuerte", nombrándolo su asistente personal para "poderlo amar mas cada día" Fue un escalón mas en su camino hacía el poder.
Es en este contexto en el que conoce a una rica viuda de Patrás, llamada Daniela, y entra a formar parte de su entorno. Allí conoce a su hijo, Juan, fueron amantes y todo indica que realizaron una adelphopoiesis, en esta ocasión con la presencia de los clérigos bendiciendo esta unión.
Daniela acude al encuentro de Basilio.
Tras está unión pudo entrar en palacio, donde sedujo al joven emperador Miguel III: "Estaban tan unidos que lo hizo su compañero de alcoba, sustituyendo a los eunucos". Seducido el monarca, Basilio lo asesina y ocupa en solitario su lugar. Boswell sugiere que entre ambos pudo realizarse un nuevo pacto de hermanamiento, pero en este caso no se dispone de pruebas feacientes.

Fuente: Las bodas de la semejanza, John Boswell.

6 comentaris:

  1. Yo lo que creo, ya no en el factor histórico sino en el personal, es que a medida que cunda la visibilidad real y el establecimiento de parejas duraderas iremos ganando en estabilidad emocional, una asignatura más pendiente de lo que pensaba.

    ResponElimina
  2. Interesante, quizás ya habrás tocado el tema, pero se dice por ahí que hay cierto documento en el que se habla de que dos de los apóstoles de Jesús eran pareja, ahora no me acuerdo de quiénes eran concretamente...

    ResponElimina
  3. Ya lo pillé, eran Bartolomé y Felipe, aquí están:

    http://usuaris.tinet.cat/fqi_sp04/adelfo_sp.htm

    SaLu2

    ResponElimina
  4. La tradición medieval señalaba y representaba (mira muchas imagenes de la Santa cena) una especail relación entre Jesús y su discípulo mas amado: Juan.

    ResponElimina
  5. Disculpa pero ¿de dónde sacas que el discípulo amado era Juan?...

    SaLu2

    ResponElimina
  6. "la tradición medieval" lo representaba así, http://leopoldest.blogspot.com/2011/08/mirar-un-cuadro-santa-cena-de-jaume.html
    Representación artística o voluntad de indicar algo mas? Hay opiniones para todos los gustos, pero imagenes las hay a miles.

    ResponElimina