divendres, 7 d’octubre de 2011

DE COMO SAN PATRICIO CONOCIÓ A UN JOVEN AL QUE LLAMÓ BENIGNO

Hay un dicho irlandés que dice que un homosexual es un señor que prefiere ir al bar a tomar cervezas que ir a casa con su mujer.  Bromas a parte en este país de tradición ultracatólica la homosexualidad nunca ha estado bien recibida por los estamentos públicos, muy ligados a la jerarquía eclesiástica.

Insinuar que cualquiera de sus héroes nacionales pudo serlo acostumbra a ser polémico. Hace poco vimos como Vargas Llosa contaba como llevaba Roger Casement su homosexualidad ( Vid http://leopoldest.blogspot.com/2011/06/las-ensonaciones-de-roger-casament.html ). Pero el más polémico de los casos señala a todo un icono de la catolicidad irlandesa: su patrón San Patricio.

Brian Lacey en su libro "Terrible queer creatures" narra varios episodios que pueden mostrar que San Patricio pudo tener relaciones homosexuales.

Escocés de origen, vivía en la Britania romana cuando siendo niño fue raptado por los piratas y vendido como esclavo a un clan irlandés. Parece ser que para huir, llegar a su país y luego regresar a Irlanda a enfrentarse con su enemigos, tuvo que pagar sus pasajes ofreciendo favores sexuales a los marineros. Nada extraño en el s IV en el que la prostitución masculina en la Britania era aceptada públicamente.


Según Brian Lacey, el mismo San Patricio puede haber tenido una relación homosexual. Un clérigo llamado Tírechán,a finales del siglo VII cuenta que San Patricio, conoció a un hombre que convirtió al cristianismo. Éste tenía un hijo por el que Patrick tuvo una fuerte atracción. Tírechán escribió;

"le puso el nombre de  Benigno, porque él puso los pies de Patrick entre sus manos y `pidió no dormir con su padre y su madre, y lloró a menos que se le permitiera dormir con Patricio. Éste bautizó al niño y lo hizo su compañero de por vida, tanto es así que Benigno logró que Patricio lo nombrara obispo de Armagh. "Son dos datos que nos pueden servir para crear una hipótesis que seguramente sera refutada por quienes no ponen ninguna objeción a todos los milagros que se le atribuyen a este santo, como a muchos otros de la época.


 Mas información:
http://www.wordwellbooks.com/index.php?page=shop.product_details&flypage=flypage.tpl&product_id=1366&category_id=1&option=com_virtuemart&Itemid=9 

4 comentaris:

  1. Hola Leopol, lo acabo de conocer el el blog de Mª Trinidad,soy de Hospitalet del Llobregat y actualmente vivo en Calatayud ayudando a una comunidad para que no se cierre un Sagrario, otro monasterio. Hoy mi blog cumple 2 años y le invito que que se quede a mi lado, como un regalo
    Gracias
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponElimina
  2. Gracias sor Cecilia.
    Entraré en ellos con emoción y respeto.

    ResponElimina
  3. Bueno Irlanda ha sido tan católica como España, lo que pasa es que ellos se lo han tomado, históricamente, más a pecho. Creo que nuestro exceso de santos nos ha hecho más escépticos. Pero esta es una curiosa historia que desconocía. Habría que preguntarle al cuerpo de policía de NY que piensa sobre este tema, jejejeje

    ResponElimina
  4. Bella historia que nos cuentas... y me encanta el comentario de Sor Cecilia. Una muestra más de que no todo somos como otros creen que somos. Abrazos.

    ResponElimina