divendres, 17 d’agost de 2012

EL DÍA QUE ACT UP SE PLANTÓ FRENTE LA CATEDRAL DE SAN PATRICIO




Acaba de salir la increible sentencia contra Pussy Riot, condenadas por la intolerante justicia rusa a dos años de cárcel por "vandalismo motivado por odio religioso". Un acto, creo, plenamente justificado en un país donde el odio se ejerce desde el poder y las jerarquías eclesiásticas, especialmente contra los derechos de las mujeres y los homosexuales. Eran 5, como 5 fueron los activistas que en 1989 entraron en la Iglesia de San Patricio, Nueva York.

Eran cinco, si 5000 manifestantes frente al célebre edifico neoyorquino. Protestaban contra la intrusión delictiva de la iglesia contra la educación sobre el sida, su politica contra los derechos de los homosexuales y los derechos reproductivos de la mujeres.







Mas de 40.000 estadounidenses ya habían fallecido, el gobierno Reagan se había desentendido y la iglesia católica, con Juan Pablo II al frente, lanzaba mensajes contra los preservativos, los homosexuales o el aborto. Mensajes que acabaron costando millones de vidas. 

El mensaje que se le quería enviar era muy simple : "Los condones y la información sobre sexo mas seguro salva vidas, vidas de niños, vidas de jóvenes, vidas de mujeres, vidas....   Con la indiferencia que les caracteriza siguieron atacando los derechos de los homosexuales, estigmatizando el preservativo y condenando el aborto.

Un grupo de manifestantes entró en la catedral e intentó leer el manifiesto, se les impidió. Al final uno de los activistas de ACT UP pudo gritar una y otra vez: "Dejen de matarnos". En este vídeo pueden verse imágenes del acto:



La policía actuó contundentemente arrestando a mas de 100 manifestantes. Acudieron con guantes para detener a los manifestantes, para "no contagiarse", una muestra de las consecuencias de la falta de educación e información sobre la pandemia.

El acto fue repudiado por la prensa de la época, por los altos funcionarios del gobierno Bush. Los sectores católicos atacaron con enorme dureza e incluso sectores próximos a ACT UP no lo entendieron. Los gais católicos optaban por persuadir discretamente a los lideres religiosos de un cambio de opinión, cambio que 25 años después aun no se ha producido.

El Cardenal O'Connor se caracterizó por ayudar a miles de personas seropositivas y sus hospitales lideraron las prestaciones de servicios contra el sida. Pero jamás se definió sobre el condón y si contra los derechos de la comunidad gay.

Actos como este, y muchos otros llevados a cabo por ACT UP, permitieron que en 1990 se concediera la protección federal contra la discriminación por VIH/sida, se creara la Oficina de la Política del Sida y empezaran las ayudas a la investigación para combatir la pandemia. Pero ya millones de personas habían fallecido y muchos más lo seguirán haciendo.

1 comentari:

  1. Vamos hacia atras, en caida libre. Pronto sera tarde y el despertar va a ser duro. Media vuelta y por el otro lado, sigamos durmiendo. Zzzzzzzz.

    ResponElimina