dilluns, 22 de juliol de 2013

LOS PAPAS SODOMITAS





Los primeros papas estaban casados y tenían su propia familia, a partir del momento en que se impone el celibato, aparecen las amantes, los hijos y la corrupción generalizada. Muchos papas tuvieron amantes de ambos sexos, mientras dictaban leyes contra el adulterio o la sodomía.

 Otros cobraban impuestos a los burdeles o a las cortesanas. Muchos siglos antes del holocausto, los papas obligaron a los judíos ir señalados con un gorro amarillo, crearon listas de libros prohibidos o organizaron quemas de estos en público.

 Cuando trasladaron el papado a Avignon, transformaron esta ciudad francesa en el mayor prostíbulo de la Europa Medieval. Por esta época un cónclave podía durar años, los cardenales lo transformaban en una fiesta continua con grandes comidas y orgías no menos importantes. La elección del sucesor de Clemente V en 1314 tardó más de dos años. Encerrados en Lyon los cardenales y sus pajes seguían con sus orgías particulares, cuando se les quitó comida y compañía optaron por nombrar a un Papa, al gusto de los franceses lógicamente.

 El concepto de sodomía no existía antes del siglo XI y la persecución contra ella era casi inexistente, el llamado pecado contra natura era condenado y a la vez practicado por monjes y clérigos, que acostumbraban a dormir juntos.   A principios de este siglo un Papa hizo levantar todas las alarmas, fue Benedicto IX, un golfillo que llegó al papado con solo once años. El "niño Papa" se le acusó de sodomizar animales, ordenar asesinatos, satanismo, violación, de mantener una relación sexual con su hermana de quince años y practicar sexo anal tanto con hombres como con mujeres.


El escandaloso papado de Benedicto IX motivó que un abad benedictino empezara a pregonar contra lo que él denominó la sodomía, entendida como práctica de penetración anal. Cuando Pedro Damián pidió la expulsión de los clérigos sodomitas, el Papa León IX le respondió que la iglesia se quedaría sin clérigos. A pesar de ello este abad inició una feroz persecución contra la sodomía en su región.

A finales del siglo XIII fue elegido un Papa, Celestino V, este rehusó todo tipo de riquezas y solicitó ejemplaridad a sus cardenales. Acabó encerrado en un calabozo donde lo dejaron morir de hambre. Le sucedió su propio verdugo Bonifacio VIII; a este Papa se le acusó de  de ser sodomita,  hereje y tirano. También se le acusó de haber violado al joven noble Giacomo de Pisis, como antes ya lo había hecho con su padre, y mantener relaciones sexuales con la esposa de éste y su hija de trece años

 Pero la época de mayor esplendor de la lujuria papal fueron los siglos XV-XVI, papas simoníacos, sodomitas, derrochadores, guerreros, asesinos y déspotas. Pietro Barbo se autodenominó Paulo II el hermoso (1417-1471), pero los cardenales le llamaban "Nuestra señora de la piedad". Se hizo famoso por sus fiestas continuas y sus orgías sadomasoquistas, donde apuestos jóvenes se dedicaban a atarlo y golpearlo.  Murió de un ataque cardiaco mientras era sodomizado por un mozo de caballerizas. Aunque oficialmente se atragantó mientras comía

 Le sucedió Sixto IV, padre del futuro Julio II (1414-1484). Tenía gran formación intelectual, era maquinador, maquiavélico, cínico, despótico y amante de jóvenes muchachos a los que llenaba de honores, entre ellos un joven y rico noble llamado Pietro Riario. Éste le compró su nombramiento papal. Una anécdota cuenta que estando enfermo llamó a sus médicos, estos le recomendaron leche de madre, el Papa les contestó que el jugo de jóvenes muchachos le sentiría mejor. Mientras gozaba de las relaciones homosexuales en Roma se dedicaba a nombrar a Torquemada primer Inquisidor de Castilla y Aragón.

 Su hijo Juliano della Rovere (Julio II) tuvo una amplia familia, varios hijos bastardos, fue un bebedor empedernido, sodomita, sanguinario, maquinador y gobernó Roma como un monarca absolutista, decretó la creación de prostíbulos masculinos a los que era asiduo. Los últimos años de su vida los vio afectados por la sífilis, se llegó a advertir a los peregrinos que no besaran sus pies por miedo a ser infectados.


Leon X (1475 -1521) era el hijo de Lorenzo de Médicis, llegó al papado con 33 años, a los 7 ya era prior, a los 8 abad ya los 13 cardenal. Este culto Papa no pudo coronarse erguido dadas las ulceraciones anales producidas tras años de practicar la sodomía. Le llamaron "el casto" por no tener ni hijos ni concubinas, al nuevo Papa le iban los más jóvenes. Le gustaba visitar los prostíbulos masculinos de Roma.

Para pagar sus muchos gastos obligó a las prostitutas romanas a pagar el 40% de  sus ingresos al Vaticano, traficó licencias para el  concubinato del clero, vendió títulos cardenalicios entre la nobleza romana y creó la Taxa Camarae, quien la podía pagar se le absolvían sus pecados. Así violadores de niños, asesinos, ladrones o estafadores fueron perdonados sin más. La sífilis y los excesos acabaron con él a los 46 años.

 Paulo III (1468- 1549) empezó su carrera eclesiástica vendiendo a su hija aun niña a Alejandro VII, el Papa Borja, a cambio del cardenalicio. Excomulgaba a Enrique VIII mientras nombraba a sus nietos de corta edad cardenales. Como un Nerón moderno asesinó a su madre y se acostó con su hija y su hermana. Le gustaban las sesiones de sexo duro con jóvenes pajes, en una de estas sesiones se les fue la mano muriendo asfixiado.

 Julio III(1487-1555) mientras convocaba el concilio de Trento se rodeaba de jóvenes rateros a los que llenaba de riquezas y títulos. El más conocido  Innocenzo Ciochi del Monte, apodado “Prevostino”  lo nombró cardenal con solo 17 años. No tuvo el más mínimo pudor de darle sus apellidos señalando claramente como su sobrino-amante. Roma lo ridiculizaba llamando a su joven amante "el mono". Su reinado fue una larga fiesta orgiástica. Están enterrados juntos en la iglesia de san Pietro Montorio en Roma.


Bibliografía:

Reyes sodomitas. Miguel Cabañas Agrela. Editorial Egales.
Los papas y el sexo, Eric Frattini. Editorial Espasa.
Papas en el armari, Blog L’ARMARI OBERT:

1 comentari: