dimecres, 5 de gener de 2011

MIRAR UN CUADRO: EL SUEÑO DE ENDIMION.

Endimión era un bello pastor que enamoró a la divina Selene, la diosa de la luna. Ella solicitó a Zeus la vida eterna para su amado y éste le concedió el sueño eterno. Así ella lo pudo visitar todas las noches en su tumba en el estadio de Olimpia, fruto de cuya relación nacieron cerca de 50 hijas.

Anne-Louis Girodet de Roussy-Trioson, (1767-1824) fue un pintor retratista discípulo de Jacques LouisDavid. Retratista celebre, pintó el retrato de François René de Chateaubriand, obra que se  considera precursora del romanticismo.

En "El sueño de Endimión" el pastor aparece con todos los atributos al aire, en una postura que hasta entonces sólo se había permitido pintar a las mujeres. Sin duda se podría hablar de posición feminizada, la presentación indolente, el tratamiento sensual, sirven para caracterizar la forma masculina con un carácter intensamente erótico.
El sueño de Endimión, Museo del Louvre.
La pintura va mas allá del mito de Endimión, sin duda sorprende la ausencia de la figura de Selene y la presencia de Cupido. Algunos críticos han visto en este cuadro un sueño transexual, o, simplemente, su representación gráfica.

Otros cuadros de Girodet:
La revuelta de El Cairo. 1.810. un guerrero egipcio, musculado, de piel oscura, desnudo, sujeta a un pachá, muy vestido, moribundo...
Estudio de Endimion.
 
Retrato de François René de Chateaubriand     
 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada