diumenge, 16 de gener de 2011

LA TRANSEXUALIDAD EN LA MITOLOGIA GRIEGA.

La transexualidad aparece en varias ocasiones en la mitología griega. Con naturalidad los dioses cambian de género para seducir a una persona amada o los mortales lo solicitan para cambiar o experimentar, según el caso.



Así conocemos el caso de Tiresias del que se dice que fue siete años  hombre y durante otros siete  mujer, no por propia voluntad sino por capricho o castigo de la diosa Hera. Durante los siete años que fue sacerdotisa, se casó y tuvo una hija, incluso señalan que llegó a ejercer la prostitución con gran "profesionalidad".  Tras una nueva transformación masculina Zeus le dio el don de la profecía y Hera le quitó la vista, pues sus dianósticos no gustaron a la celosa diosa.

Tiresias mujer separa por segunda vez a las serpientes.

Cene o Cenis era una bella muchacha que un día fue secuestrada por Poseidón. El amor que sentía por la muchacha no fue correspondido por ella y finalmente la violó repetidamente. Arrepentido y para compensarle Poseidón le pidió un deseo, ella pidió convertirse en un hombre invulnerable. Adoptó el nombre de Céneo.  Se casó y tuvo dos hijos, pero murió en una batalla contra los centauros, por ello la invulnerabilidad se cree que se refería a que no podía ser poseido sexualmente sin su expresa  voluntad. También viajó junto a Jasón y los argonautas en el Argo en el largo viaje en busca del vellocino de oro.


                                  

 El propio Zeus no tuvo el menor problema en tranformarse en mujer para seducir a la bella ninfa Calisto, perteneciente al séquito de la diosa Artemisa/Diana. Y siendo mujer dejó embarazada a la pobre ninfa que lo pagó con la muerte al enterarse su estricta dueña.


 Zeus también fue una especie de madre de alquiler. Descubierta Semele, una de sus amantes, por la muy celosa Hera, esta disfrazada de anciana convenció a la embarazada madre para que viera la verdadera naturaleza de su amante.  Aunque Zeus le rogó que no le pidiese eso, ella insistió y él terminó accediendo. Entonces Zeus se presentó ante ella con sus truenos, relámpagos y rayos, y Sémele pereció carbonizada. Zeus logró rescatar al fetal Dioniso plantándolo en su muslo. Y así nació en Icaria Dionisio, "el que tuvo dos madres"(dimetor).





Cuentan que Hermafrodito era un bello joven hijos de Venus y Marte (Afrodita y Hermes) y que de él se enamoró una náyade que era el espíritu de un lago en el que el bello joven se bañó. La ninfa se abrazó fuertemente a él arrastrandolo al fondo hasta que los dioses les concedieron estar unidos en un solo cuerpo. A partir de aquel momento todo aquel que se bañara en aquel lago "perdería la virilidad".

La representación clásica será de un ser con pechos y sexo masculino. Dentro de esta leyenda mitológica aparece la "diosa Castalia" que era comprensiva y accedía a los deseos de aquellas almas femeninas que vivían encerradas en cuerpos masculinos.

Diosa Castalia.
     
Hermafrodita durmiendo vista de frente. Louvre.



1 comentari:

POEMA DE MUHAMMAD SHAMS AL-DIN HAFIZ