dissabte, 3 de gener de 2015

EL DICTADOR STROESSNER Y LA PERSECUCIÓN DE LA HOMOSEXUALIDAD

La dictadura del general Stroessner no solo se caracterizó por su sanguinaria dictadura, su protección a los nazis huidos de Europa o su  amistad con el dictador Franco. Su persecución contra los homosexuales fue atroz.



Càrcel, torturas, vejaciones, asesinatos impunes, desapariciones... la larga noche de la dictadura de Stroessner dejó un legado de homofobía en este país que aun hoy perdura. Curiosamente mientras el dictador perseguía cualquier indicio lgtb, su propio hijo Gustavo vivía abiertamente su homosexualidad.

El film "Cuchillo de palo" narra la historia de Rodolfo, repudiado por la sociedad y su propia familia por ser homosexual.  “Dicen que Rodolfo murió de tristeza”, narra la documentalista paraguaya, Renate Costa, sobre la muerte de su tío, un bailarín paraguayo incluido por el gobierno de Alfredo Stroessner en la “lista de los 108”, un grupo de homosexuales perseguido, torturado y encarcelado durante los años de la dictadura (1954-1989).



En 1959 un joven locutor, Bernardo Aranda, fallecía calcinado en una casa de huéspedes. Bernardo era un conocido locutor homosexual de una emisora de Asunción. La policía jamás investigó este crimen, pero si culpó a la comunidad homosexual de un ajuste de cuentas. Esto fue aprovechado por la dictadura para iniciar una persecución sin cuartel contra los homosexuales masculinos.



Se elaboró una lista de 108 nombres. El caso pasó a ser conocido como la historia de "los 108 y un quemado", que era contada en voz baja, ya que había un acuerdo implícito de no hablar públicamente del tema. Quienes integraban la lista de "los 108" pasaron a ser consideradas personas indeseables para gran parte de la sociedad y, por extensión, a quienes se consideraba ser homosexual o gay, se les decía: "Es un 108".

 La prensa se refería a la “logia de amorales”, culpables del crimen. Los prejuicios y la  ignorancia se apoderó de la opinión pública, que asoció homosexualidad y crimen. 





Somosgay, la organización lgtb paraguaya nos recuerda que "nunca se probó si alguno de los 108 detenidos tuvo relación con el crimen de Aranda. Se cree que el operativo se realizó para encubrir el relacionamiento que Aranda mantenía con un miembro del "círculo de poder" stronista."

Poco se sabe de los 108 detenidos tras ser torturados desaparecieron.  Al igual que en la Alemania de la posguerra, "la Comisión Verdad y Justicia, evitó investigar el caso. Paradójicamente, esta comisión fue creada para investigar "violaciones a los derechos humanos durante la dictadura".

 SOMOSGAY conduce desde el 2012 un proyecto de recuperación de la memoria a través del audiovisual, entrevistando a víctimas de estas persecuciones en todo el país."

1 comentari:

  1. Buen articulo, dos cosas:
    1. Citar las fuentes de las imagenes.
    2. La CVJ si investigó los casos, auque con poca profundidad por falta de testimoniantes.

    https://es.scribd.com/doc/257768266/Caso-Aranda-y-Palmieri-CVJ-Paraguay

    https://es.scribd.com/doc/257768266/Caso-Aranda-y-Palmieri-CVJ-Paraguay

    ResponElimina