divendres, 2 de gener de 2015

EL DISCÍPULO AMADO" VISTO A TRAVÉS DEL ARTE

Hace unos meses saltó la noticia de que en Sevilla se veneraba una imágen de Santa Lucía que en realidad era la del Evangelista Juan. Si visitamos muchos museos veremos que esta confusión tiene cierta lógica.



El evangelio de San Juan cita en varias ocasiones "el discípulo a quien Jesús amaba" sin citar jamás el nombre del amado. Es la tradición quien identificó a Juan como el amado y lo plasmó en el arte.  En  la Última Cena  se le reprentó durante siglos apoyando su cabeza sobre el pecho de Jesús.  Su aspecto joven junto a un Jesús mas adulto ha sido visto como un pretexto por parte de muchos artistas de plasmar el amor griego.

Catedral de St. Etienne de Bourges


La imágen del Evangelista a menudo no es distinta a la que se utiliza para representar a las demás mujeres que le acompañan en la crucifixión. Lo que ha llevado en mas de una ocasión a confundirlo con las "marías" que le acompañan.




Theodore Jennings teólogo de Chicago llega a sugerir no solo una relación homosexual entre ambos, sino que a la muerte de Jesús su amante se juntó con un jóven discípulo, Prócoro de Nicodemia.




La posibilidad de esta relación sexual, parece ser,  fue defendida por Christopher Marlowe llegando a afirmar que "San Juan Evangelista fue compañero de cama de Cristo, y se apoyó siempre en su seno, y quien lo usó como los pecadores de Sodoma", como señalé anteriomente esto pudo causarle la muerte.

Lógicamente la historicidad de estos hechos es muy dificil de mostrar, pues solo son interpretaciones sobre unos textos escritos muchos años después de la existencia de sus autores. Pero si podemos ver como lo interpretaron los artistas, seguramente de acuerdo con la opinión general de la época que vivieron.


S XI San Juan de la Peña

s XIV


Sorprende la representación que en Suiza y Alemania se hizo de esta relación durante el siglo XIV. Son esculturas policromadas en la que aparecen juntos. Juan que apoya su cabeza en el pecho de Jesús, la mano derecha de éste coge la del Evangelista, su izquierda cae sobre el hombro. Estas imágenes se les conoce como "Johannesminne" (El Amor de Juan), siendo el término "minne" un palabra alemana para el amor afectivo-erótico. Es curioso observar que en muchas ocasiones aparecen con las manos cruzadas  (dextrarum  junctio), como en las ceremonias matrimoniales romanas.  










Os ofrezco algunas representaciones de la llamada "Santa Cena", os recomiendo fijarse atentamente sobre la figura de San Juan. 


S XVI Juan de Juanes

s XVI

La Santa Cena de Leonardo, algunos con muy poco rigor, han querido confundir a Juan con María Magdalena:



 El pintor tenebrista Mateo Cerezo pintó el siglo XVII a Maria Magdalena y San Juan Evangelista, es muy dificil diferenciar uno del otro:





Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada