divendres, 21 de juny del 2024

LA ABLACIÓN DE CLÍTORIOS EN LA EUROPA DECIMONÓNICA

 Anteriormente os he explicado cómo esta práctica se desarrolló en la Inglaterra de los siglos XVIII y XIX. De nuevo recuerdo que ésta fue una práctica muy extendida en Europa Occidental, hasta entrado el siglo XX.


Acceso a  LA ABLACIÓN DE CLÍTORIS EN LA INGLATERRA DE LOS SIGLOS XVIII Y XIX:

https://leopoldest.blogspot.com/2013/07/la-ablacion-de-clitoris-en-la.html


Los ginecólogos europeos y americanos del siglo XIX consideraban que la extirpación del clítoris permitía tratar la locura y la masturbación femenina. En Alemania la primera ablación que se conoce fue en Berlín, se realizó a una chica de quince años porque se masturbaba con frecuencia.

En Francia, la clitoridectomia fue recomendada a finales del siglo XIX por médicos de "prestigio" para combatir el onanismo. Esta ablación posiblemente podría llevarse a cabo por cauterización con un hierro caliente, tal y como aconsejó el doctor Jules Guérin (1801-1886) en 1882.

Este año una revista científica francesa (L'Encéphale) tras recomendar esta práctica decía: "Se comprende fácilmente que las niñas, después de haber perdido la sensibilidad mediante la quemadura, son menos excitables, y menos propensas a tocarse. Freud fue uno de los principales denunciantes, la prensa conservadora y las iglesias católica y anglicana sus defensores más fervientes.


Instrumento diseñado por W. G. Rathmann (Chicago, USA)  para ayudar en la circuncisión femenina. En un artículo de 1959 que defendía la circuncisión femenina, sugirió que podría ayudar a algunos maridos al hacer que el clítoris fuera "más fácil de encontrar".


Según un artículo de 1985 en la revista Obstetrical & Gynecological Survey, las clitoridectomías se mantuvieron realizadas en Estados Unidos hasta la década de 1960 para tratar la histeria, la erotomanía y el lesbianismo. En Barcelona esta práctica se estuvo realizando en el Manicomio Nueva Belén, hasta iniciado el siglo XX.

BARCELONA MANICOMIO NUEVA BELEN 1874



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada