dijous, 10 de març de 2011

RYAN WHITE, SIMBOLO DE LA LUCHA CONTRA LA DISCRIMINACIÓN DE LAS PERSONAS SEROPOSITIVAS

Ryan Wayne White era un adolescente homofílico de la ciudad de Kokomo, Indiana, que en 1984 se le diagnosticó que era  seropositivo. Los médicos le pronosticaron solo seis meses de vida y aunque le indicaron que su enfermedad no suponía un riesgo para otros estudiantes al tratar de volver a su colegio muchos padres y profesores en Kokomo se manifestaron en su contra.

Cartel inspirado en la lucha de Ryan White"tengo SIDA, por favor, abrázame, yo no puedo infectaros":
Tras conocerse el diagnóstico en el colegio de secundaria Western, 117 padres (de un total de 360 alumnos) y 50 profesores firmaron una petición pidiendo a la dirección del colegio que prohibieran la asistencia de Ryan a las clases. Debido al temor y a la ignorancia sobre el sida que había en esos tiempos, el director y más tarde el consejo escolar lo consintieron. La familia White presentó una demanda para anular la prohibición en los juzgados de Indianápolis, pero se negaron a atender el caso hasta que se resolvieran todos los recursos del pleito por la vía administrativa.

En el barrio de la familia White comenzaron a extenderse falsos rumores que acusaban a Ryan de arañar y morder a personas y escupir en las frutas y hortalizas de los supermercados. Sus amigos rompieron con él porque sus padres lo impidieron y, en el colegio, los niños insultaban a Andrea, la hermana pequeña de White, y a sus amigos que aun le quedaban. A pesar de las constantes amenazas que recibía, el chico pudo comenzar un nuevo curso en el colegio. Sin embargo, en mayo de 1987 una bala atravesó la ventana del salón de la familia y decidieron mudarse a Cicero, Indiana, tras terminar el año escolar. Allí éste se matriculó en un centro de secundaria Hamilton Heights, donde fue recibido sin protestas


La historia de White pronto llegó a toda la sociedad norteamericana, los medios de comunicación trataron el tema, cantantes como Michael Jackson o Elton John le dieron apoyo. En la primavera de 1990, la salud de White se deterioraba rápidamente. Tan solo tres días antes de ser hospitalizado, hizo su última aparición pública como anfitrión de una fiesta de los Oscar en Los Angeles, junto al antiguo presidente Ronald Reagan y su esposa, quien declaró:

"Debemos a Ryan haber eliminado el miedo y la ignorancia que le había perseguido desde su casa al colegio. Debemos a Ryan haber abierto nuestros corazones y nuestras mentes a las personas con sida. Debemos a Ryan el ser compasivos, comprensivos y tolerantes con las personas con sida, sus familias y amigos. Es la enfermedad lo que da miedo, no las personas que la tienen."


Ryan sorprendiendo a sus médicos, y vivió cinco años más sobre el tiempo que le fue pronosticado y falleció poco antes de acabar sus estudios de secundaria en abril de 1990. Más de 1.500 personas asistieron al funeral de White celebrado en la Iglesia Presbiteriana de Indianápolis y emitido en directo por las cadenas de televisión ABC, CBS, NBC, etc . En honor a White, el presidente George W. Bush plantó un olmo de la Casa Blanca en Indianápolis.

Antes de la lucha que mantuvo White, muchas personas creían falsamente que el sida era una enfermedad que afectaba únicamente a la comunidad homosexual masculina. En el transcurso de los años 80-90 la percepción social de la enfermedad cambió gracias, en parte, a White y otras personalidades relevantes seropositivas, como el jugador de baloncesto Magic Johnson, quienes aparecieron con frecuencia en los medios de comunicación reclamando una mayor investigación sobre el sida y más sensibilización ciudadana.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada