dilluns, 7 de març de 2011

DE AMAZONAS O GUERRERAS MOHAVES HWAME.

Cuando el explorador portugués Pedro de Magalhaes se adentró en la selva amazónica brasileña quedó escandalizado al comprobar la libertad con la que se vivía la sexualidad en aquella zona. Especialmente al descubrir las guerreras amazonas, él mismo nos lo contó:

"Algunas indias de esta región juran y prometen castidad y así no se casan ni conocen hombre de ninguna calidad, ni lo consentirán aunque por eso las maten. Estas dejan todas las actividades de mujeres e imitan a los hombres y realizan sus oficios como si no fuesen mujeres. Traen el cabello cortado como los machos, van a la guerra y de cacería con arcos y flechas ... y cada una tiene una mujer a su servicio y que le hace de comer como si estuviesen casadas."

En la cultura americana nativa que se creía que existían cuatro sexos. Los hombres, las mujeres,  los berdaches y las Mohaves o Hwame, también se les podía conocer como Squaw. De los berdaches masculinos ya hemos hablado en anteriores ocasiones, hoy nos centraremos en las guerreras mohave hwame.

La información sobre berdajes femeninos es mucho mas escasa. Se cree podían existir unas 30 tribus con presencia de berdajes femeninos de las tribus  "Mohave" nos ha llegado gran parte de la información. Eran guerreras y cazadoras, acostumbraban a casarse con mujeres que ya eran madres. Las Hwame acostumbraban a adoptar un rol masculino, por el contrario las "alhya" adoptaban el femenino.






La mujeres berdaches era socialmente aceptadas y un privilegio para las familias que las tenían en su seno. Generalmente se casaban con otras mujeres embarazadas y que ya tenían hijos y se les consideraba los padres. Al igual que los berdaches masculinos, a ellas se les consideraba especialmente dotadas de dos espíritus el de hombre y el de mujer. Se cree podían existir unas 30 tribus con presencia de berdaches femeninos, eran las "Mohave" . El berdache masculino era chamán, las hwames guerreras.




Conocemos la historia de Sahaykwisa, una mohave  que no quiso utilizar vestimenta masculina, vestía ropa femenina pero seducía a otras mujeres de la tribu. Por ello fue acosada por las otras mujeres y sufrió los celos de los hombres que la consideraban una rival, los mismos guerreros que salían a cazar con las otras mohaves.

"Squaw Jim y su Squaw." Fotografiadas por John H. Fouch, 1877. A la izquierda Squaw Jim, una bercache Crow Squaw Jim sirvió como una guía en Fort Keogh y logró gran reputación por su coraje al salvar la vida de toda una tribu en la batalla de la Rosebud, 17 de junio de 1876. Esta imagen es la primera fotografía conocida de un indio berdache de América del Norte

2 comentaris:

  1. Querido Leopold, qué bueno dar a conocer estas realidades que tan fácilmente se olvidan o no quieren ver; yo probablemente vaya a Valencia en julio (si me dictaminan positivamente y me pagan el viaje jejejeje) a un congreso donde presentaré una ponencia titulada "Más allá de los binomios", en donde toco algo de esto... e incluso utilizo algunas de las fotos que tú tienes aquí para ilustrar la presentación, que no sé si pasaré porque nos dan muy poco tiempo, pero que sí usaré en México a fines de año cuando lo vuelva a presentar en el Coloquio de mi Seminario de Antropología del Comportamiento.
    Un abrazo

    ResponElimina
  2. Encantado de que lo hagas, publicamos para difundir y con la esperanza que nuestras hipótesis sean lo mas cercano a la realidad posible.
    Un fuerte abrazo.
    Leopold.

    ResponElimina