dijous, 31 de març de 2011

NIJINSKY, EL FAUNO DE MISTERIOSA MIRADA.

Cuando el bailarín Vaslav Nijinski (1890-1950) estrenó en 1912 "La Siesta de un Fauno" ya llevaba 4 años de relación amorosa con el poderoso empresario artístico de San Petesburgo Sergei Diaghilev. Y éste le había llevado por toda Europa, había visitado sus museos y conocido a sus mejores artistas.

Ya era una figura admirada al frente del "Ballet Ruso", estrenando con gran éxito obras como "La Bella Durmiente", Petrushka, Giselle, etc. Su "pas de deux" había causado furor en los mejores teatros de Europa.


Para la representación de "La Siesta del Fauno" preparó él mismo su coreografía. Su interpretación fue espectacular, entregándose totalmente a la representación. Al final de la obra se masturbaba con un pañuelo de las ninfas. El escándalo fue enorme, los periódicos parisinos se hicieron eco con comentarios de tono muy subido. Todas las representaciones de la obra tuvieron lleno absoluto.



El estreno de "La Consagración de la Primavera" fue un escándalo aun mayor y la relación con Sergei empezó a tambalear. Por fin estallaría todo con el ballet "Jeux". Diaghilev había hablado a menudo de su fantasía de hacer el amor con dos chicos a la vez; Nijinsky diseñó un ballet utilizando una metáfora tenística para dar vida a esta fantasía.Sergei estaba tan horrorizado, como seguro de que con ese ballet perdería la dotación financiera proveniente de sus mecenas claramente homófobos. Se negó a permitir el ballet.

Vaslav se sintió abandonado y en un rapto de furia se fue de gira a América abandonando a Sergei. Allí a despecho se casó con una bailarina desconocida. Cuando la noticia llegó a Diaghilev este estaba con Igor Stravinsky quién llegó a temer que el empresario se suicidara. En su desesperación destrozó su suite del hotel, para terminar cayendo sobre su cama llorando sin consuelo. Al día siguiente partió para Capri. Allí se repuso, conoció a otro muchacho, Leonide Massine.


Leonide Massine
Pero el empresario ruso siguió presionando al bailarín, En 1917 Diaghilev quiso aprovechar una particularidad de la ley española para llevar a prisión a Nijinsky. La Vanguardia lo contó: 

"El empresario ruso, entre cruel y desesperado, quiso atar a Nijinsky definitivamente con la amenaza de ir a prisión en un entorno tan inhóspito como la España de 1917, con Europa en guerra, el Imperio Ruso en las horas previas a la revolución y con el temor mutuo a perderlo todo. Si no fue así fue por la intervención decisiva del abogado Cambó. El fundador de la Lliga Regionalista no sólo evitó el ingreso en la cárcel del genio, sino que encontró el modo de romper su vínculo con el ballet ruso."






A partir de este momento Nijinsky, enterado de la relación de su ex-protector con Massine, enloqueció, pasando el resto de su vida ingresado en distintos centros psiquiátricos. Apenas un año después de haber abandonado el ballet ruso fue diagnosticado de esquizofrenia. Sus desplantes y miedos en Sudamérica, referidos por Rubinstein en sus Memorias, podrían haber sido el primer síntoma de la enfermedad. Tras tres décadas de miedo y penuria, Nijinsky, que se pasó la vida huyendo, no logró zafarse de la muerte, que le atrapó en Londres el 8 de abril de 1950.


Mas información:

Bajo el signo de libra:  http://bajoelsignodelibra.blogspot.com/2010/12/serge-diaghilev-una-fuerza-arrolladora.html
Homocrónicas:  http://homocronicas.blogspot.com.es/2011/01/los-cisnes-rusos-de-la-danza-i-vaslav.html
The Gardian: http://www.theguardian.com/stage/2010/sep/12/sergei-diaghilev-and-the-ballets-russes

2 comentaris:

  1. Hola, me encanta tu blog, te animo a conocer el mio y hacerte seguidor también. Incluso podemos hacer algún intercambio de banners.
    un saludo
    http://wimapp.blogspot.com

    ResponElimina
  2. Gracias¡¡¡ Pongo tu blog en mi relación de blogs.

    ResponElimina