dilluns, 21 de març de 2011

SAN SEBASTIAN A TRAVÉS DE LA HISTORIA. (I)

La leyenda de San Sebastián fue creada cien años después de su supuesta ejecución. En principio se le representaba como un icono en la lucha contra la peste o los enemigos de la religión, se le representaba como adulto y con largas barbas. Pero poco a poco esta representación cambió, para ser representado joven e imberbe, como si se tratara de un Apolo cristianizado. El arte utiliza esta leyenda para poder representar al hombre, dándole en ocasiones un cierto aire andrógino e incluso masoquista. Muchos han interpretado en estas imágenes un cierto aire homoerótico, que lo ha transformado en un icono o patrón del colectivo LGTB. Posiblemente detrás se trate de una forma de representar a un Apolo cristianizado.
Giovanni Lutero Dossi, Pinacoteca de Brera (Milán) 1510.

Existe la versión de que fue un legionario amante del Emperador Diocleciano, quien lo nombró jefe de su guardia pretoriana. Cuando el emperador se cansó de él, el joven legionario desquiciado abrazó el cristianismo. Enterado el emperador lo entregó a sus soldados para que lo martirizaran hasta la muerte. Como en otros casos para aceptar esta hipótesis abría que aceptar la mas importante y esta sería la propia existencia del santo. La biografía que realizó San Ambrosio de Milán, no da muchas pistas en este sentido.

Os presento varias representaciones de distintas épocas:

Uno de los mas antiguos, s XIII, se encuentra en el Museo Lázaro Galdiano, Madrid
Fresco de San Sebastián en Magliano (Toscana)
Museo de las Bellas Artes, de Dijon, s XIV.
Andrea da Murano. 1475, Museo de la Academia de Venecia.
Anónimo siglo XV Petit Palais, Avignon (France)
Antonello da Messina, 1476,Staatliche Gemäldegalerie, Dresde, Alemania.
Aspertini, Amico, 1505 Galeria Nacional Washington
Giovanni Bellini, Galeria de la Academia, Venecia.
Nicolo Corso, Galleria Sabauda, Turín. La curiosidad está en el hecho de que el poderoso obispo Ambrosio de Milán fue el creador de la leyenda de San Sebastián.
Francesco di gentile, 1490, Museo de las Bellas Artes, Lille.
Rafael Sanzio, Academia Carrara, Bérgamo.
Pietro Perugino, Museo del Louvre, París.
Museo Capitolino, Roma. Autor desconocido, escuela de Gorafalo.

Procedencia de las imágenes:
:

3 comentaris:

  1. Xabier Lizarraga Cruchaga20 de gener de 2012 a les 14:25

    Querido Leopold, sabes que esta entrada me gusta particularmente ¿no? A pesar de mi ateísmo incuestionable, mi atracción por la iconografía de San Sebastián, desde que leía "Confesiones de una máscara" de Mishima, cuando era yo un adolescente, me identifiqué con esa incónica imagen... más por esa unión con un Apolo muy homoerótico que por lo que de "santo" o "masoquista" pueda tener. Tienes razón, habría primero que demostrar su existencia, por ello, me quedo con su existencia gráfica y la significación que le damos nosotros, desde nuestras vivencias homosexuales.

    ResponElimina
  2. HERMOSA LA ICONOGRAFÍA QUE MUESTRAS EN TU ARTÍCULO.
    SALUDOS
    FELIX

    ResponElimina