dimecres, 24 de novembre de 2021

JUDIOS EJECUTADOS POR SODOMÍA EN LA CATALUÑA MEDIEVAL

 Sólo se conocen tres casos, dos contra la voluntad del rey y el tercero ya en los difíciles tiempos de Juan I “l’Amador de la Gentilesa” (El Amador de toda Gentileza).


Arte sefardí. Hagadá de Barcelona, manuscrito hebreo iluminado, 1350, (procedencia Wikipedia, dominio público)



Ni los Usatges, ni las Constituciones Catalanas hacían alusión alguna al delito de sodomía, pero si las leyes decretales del Papa, de obligado cumplimiento para los reinos cristianos a partir de mediados del siglo XIII


En tiempos de Jaime I, el inquisidor Ramon de Penyafort creó el concepto "pecado nefand" como crimen y el Papa Gregorio lo incluyó como delito criminal en las leyes Decretales (o Liber Extra) en 1234. Estas leyes inicialmente sólo se utilizaron por cuestiones políticas (conflictos con los templarios con Jaime II y Ponç V de Empúries y el mismo rey) . El propio Ramon de Peñafort cuando fue nombrado inquisidor, no tuvo permiso para perseguir a los sodomitas.


Pero en la segunda mitad del siglo XIV las malas cosechas, las guerras y el incipiente peste llevaron a la ruina a mucha gente, y como siempre se buscaron culpables, y éstos fueron los judíos, además gracias a sus costumbres de limpieza no eran afectados de igual modo que el resto de la población. Pero los judíos eran intocables y tenían la protección del rey, que por si fuera poco era Pedro el Ceremonioso (o del Punyalet), todo un carácter. Lo intentaron con acusaciones de sodomía, utilizando una ley que estaba por encima de la autoridad del rey.


I


Así en el año 1365 y aprovechando la ausencia del rey la ciudad de Barcelona acusó a un rabino de la ciudad. No se conoce al autor de la denuncia, en Cataluña no podían ser anónimas, tan sólo si el delito se había cometido  con niños en edad inocente. El acusado fue el rabino Isaach Mardofay El rey movilizó a los consejeros reales para evitar el quemado del "infelix" (desgraciado) rabino, pero no estuvo a tiempo a pesar de las muestras de aprecio personal que rey mostró hacia el rabino. (1)


El procedimiento siguió contra los niños, como participantes activos del delito y sus padres por encubridores. Aquí el rey pidió la remisión de la pena, ampliándola a todos los judíos de la ciudad. El documento de remisión fue redactado por el propio protonotario real, lo que muestra la importancia que el rey dio al respecto.


II


Enfurecido el rey amenazó con duras consecuencias por si esto volvía a ocurrir, prohibiendo todo proceso sin su beneplácito. Pero al final de su reinado, en 1386, la ciudad de Tortosa no le hizo caso. Tortosa tenía sus propios Furs (Fueros o Costumbres) que a diferencia de los Usatges condenaban la sodomía. Se hizo célebre durante ese tiempo la frase de un obispo de la ciudad que dijo "Nosotros somos complacientes a dios, porque tenemos la ciudad limpia (de sodomitas).


No se conoce la causa del juicio, pero sí las consecuencias. Tras ser quemado Jedufá Abez, llegó la noticia al rey. Además con las prisas por cumplir sentencia se negó la defensa y la declaración al reo a fin de que fuera quemado antes de que el rey fuera enterado (ut igne combureretur). Sencillamente fue un linchamiento con apariencias de legalidad. El rey ordenó de nuevo la prohibición de juzgar o mutilar a ningún judío, sin consultar al rey y recibir la respuesta. Parece que ordenó la ejecución del veguer y alcalde de la ciudad, pero al poco murió y no está claro si la orden se ejecutó.


III


Muerto el rey llega Juan I, la corrupción se apodera del gobierno real. Las persecuciones contra los judíos se generalizan. En 1391 se produce una terrible matanza en Barcelona, ​​la corona lejos de estar junto a los judíos les retiró la protección y no condenó a ninguno de los asaltantes.


Fruto de ese estado Issach Salamó sería procesado, condenado y quemado vivo. También se ha perdido parte del proceso, lo que está claro que aquí las autoridades no tuvieron ningún problema en dictar sentencia. Una vez ejecutada, el hermano de Issach tuvo que pagar los gastos de su cremación: 38 sueldos y 4 dineros. Este caso se documentó en Perpiñán.


No se tiene constancia de ninguna nueva ejecución de judíos ni por parte de las autoridades seglares, ni por el Santo Oficio con plenas competencias a partir del siglo XVI.



(1) EL JUICIO CONTRA ISAACH MARDOFAY POR EL DELITO DE SODOMÍA

  https://poldest.blogspot.com/2017/04/el-juicio-contra-isaach-mardofay-pel.html


Más:


Riera y Sans, Jaume. Sodomitas Catalanes (s XIII-XVIII)


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada