dilluns, 2 de maig de 2011

900ROSA 20 AÑOS AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD LGTB.

En mayo del 2011 se celebró el 20 aniversario de  la puesta en marcha del 900ROSA (900 601 601), teléfono anónimo, gratuito y confidencial, que funciona todos los días del año de 4 a 10 de la tarde. Atendido por voluntarios de la Coordinadora Gai-Lesbiana de Catalunya, da información sobre la prevención del VIH/SIDA y otras infecciones de transmisión sexual (ITS), soporte emocional a aquellas personas que lo necesitan o todo aquello referente a derechos, locales de ambiente o asociaciones LGTB.


En 1991 la pandemia del VIH/SIDA atacaba ferozmente, siendo la comunidad homosexual la mas afectada. Las llamadas que se recibían apenas se les podía dar respuesta. Así empezó un esfuerzo para conocer otras realidades, como la de Nueva York donde funcionaba el 800-462-1884 y atendía las demandas de la población LGTB.

Puestos en contacto con los teléfonos de atención que ya funcionaban, especialmente el neoyorkino, se pasó a traducir sus farragosos manuales a empezar a hablar de counseling, en cómo se iba a responder a las llamadas y así el 6 de mayo de 1991 empezaba a funcionar el 900ROSA. En 21 años cerca de 100.000 llamadas han sido atendidas desde este teléfono.

Telefono de información del GMHC de Nueva York
a
Los voluntarios de este servicio ni juzgan, ni aconsejan, ni cuestionan , escichan empaticamente y de forma activa. Se reciben muchas llamadas de personas recientemente diagnosticadas de VIH (o que acaban de saber que su pareja es seropositiva). Llamadas cargadas de miedos y angustias. De pánico ante un futuro que, de repente, ellos creen que acaba de desvanecerse. En el 900ROSA estas llamadas son atendidas por un voluntariado formado para saber abordar la catarsis emocional que el diagnóstico de VIH desencadena y, también, formado sobre la realidad del VIH que hay actualmente, de la bondad de los tratamientos, de la  cronificación de la enfermedad y de la normalidad de una vida seropositiva.

En el 900ROSA no se dice nunca a una persona qué tiene que hacer. Esto no se hace por dos motivos: porque no es ético y porque uno de los valores de la CGL es la confianza en el ser humano. La persona tendrá alguien con quién evaluar su situación y definir sus prioridades reales. Alguien que lo entiende y que sabe ponerse a su lugar. Alguien a quien puede llamar cada vez que quiera.


Para formar parte del voluntariado es necesario pasar un largo proceso que empieza por una entrevista individual, luego un curso de unos dos meses que acaba con un largo fin de semana práctico. Quienes pasan este proceso serán monitorizados por otro voluntario en sus inicios para atender el servicio.


Actualmente es uno de los servicios de información sobre el VIH que recomienda el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad,  a través del Plan Nacional contra el SIDA. 


Interesados en realizar el curso enciar correo a coordinador@coagailes.org., en marzo se iniciará un nuevo curso,

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada