divendres, 24 de juny de 2011

DIMITRIS YEROS PONE IMAGENES A LOS POEMAS DE CAVAFIS.

En la exposición "Shades of love" (Sombras de amor, 2011), Dimitris Yados nos presenta su trabajo inspirado en los poemas de Constantino Cavafis. Cada uno de los poemas está ilustrado con una fotografía suya en la que pueden aparecer las personalidades más importantes en el campo de las artes como los premios nobel Gabriel García Márquez y Mahfouz Naguib, el escritor y guionista Gore Vidal, el escritor y académico profesor Michel Tournier, el escritor mexicano Carlos Fuentes, el galardonado autor norteamericano Edmund White y Richard Howard, el filósofo Jean Baudrillard, los artistas visuales Jeff Koons, Arman, y Tom Wesselmann, el director Clive Barker, la actriz Olympia Doukakis, y muchos otros, que todas se les ha pedido que posara para Dimitris Yeros ya que todos ellos tienen una relación especial con la poesía CP Cavafis.
 La Fundación Michael Cacoyannis ha editado este año el libro en inglés y griego. El libro incluye prólogo de Eduard Albee y la introducción por John Wood y contiene 67 fotografías tomadas por Dimitris Yeros para ilustrar el mismo número de poemas de CP Cavafis.

Os muestro una pequeña selección, aunque mejor acudir directamente a su web:http://www.yeros.com/site/photographs/cavafy.html


CHE FECE ... IL GRAN RIFIUTO // GORE VIDAL.

A algunos hombres les llega un día
en que deben el gran Sí o el gran No
decir. De inmediato se revela quién tiene
preparado en su interior el Sí, y diciéndolo
avanza en el honor y en su convicción.
Aquél que se negó no se arrepiente. Si otra vez le preguntaran,
no, diría de nuevo. Y sin embargo lo agobia
aquel no -justo- durante toda su vida.

EN EL MISMO LUGAR // NAQUIB MAHFUZ

Casa, cafés, el barrio, el entorno
He visto y he caminado a través de, año tras año.

Te he creado en medio de la alegría y las penas:
de tantos eventos, tantas cosas.

Y para mí te has convertido en puro sentimiento.

 RECUERDA CUERPO //WILLIAM WESLOW

Cuerpo, recuerda no solamente cuánto fuiste amado,
no sólo los lechos en que te acostaste,
sino también aquellos deseos que por ti
brillaban en los ojos manifiestamente,
y temblaban en la voz -y algún
obstáculo casual los hizo vanos.
Ahora que todo ya está en el pasado,
parece casi como si a los deseos
aquellos te hubieses entregado -cómo brillaban,
recuerda, en los ojos que te miraban;
cómo temblaban en la voz, por ti, recuerda, cuerpo.

MURALLAS

Sin consideración, sin piedad, sin recato
grandes y altas murallas en torno mío construyeron.
Y ahora estoy aquí y me desespero.
Otra cosa no pienso: mi espíritu devora este destino;
porque afuera muchas cosas tenia yo que hacer.
Ah cuando los muros construían cómo no estuve atento.
Pero nunca escuché ruido ni rumor de constructores.
Imperceptiblemente fuera del mundo me encerraron.

DIAS DE 1896
 
Se envileció totalmente. Una tendencia erótica
muy prohibida y despreciada
(innata sin embargo) fue la causa:
era la sociedad puritana en extremo.
Gradualmente perdió su escaso dinero;
después perdió su rango, y su reputación.
Se acercaba a los treinta sin que nunca por un año
durara en un trabajo, al menos conocido.
A veces sus gastos los ganaba
con tratos que se consideran vergonzosos.
Llegó a ser un sujeto que al que vieran con él
a menudo, era probable que lo comprometiera en forma
grave.
Pero no sólo esto. Ello no sería justo.
Bastante más vale de su belleza el recuerdo.
Otro aspecto existe que si desde él se mira
aparece como atractivo; aparece como un sencillo y
verdadero
muchacho del amor, que por sobre el honor,
y su reputación colocó sin prevenciones
la voluptuosidad pura de su cuerpo puro.
En cuanto a su fama? La sociedad que era
puritana en extremo sacaba necias conclusiones.

 EN LA MESA VECINA //DUANE MICHALS

Tendrá ventitrés años,
sin embargo, que seguro estoy hace veintidós
gocé este mismo cuerpo.
No es que me excite mucho.
Hace sólo unos minutos entré al casino,
no he tenido tiempo de beber mucho.
Yo he gozado ese cuerpo;
si no recuerdo dónde, eso no importa.
Ahora, cuando se sienta a la mesa,
reconozco cada movimiento, y bajo sus ropas,
veo de nuevo los miembros que amé, desnudos.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

LOS AIKANE DE LOS MARES DEL SUR